Platero es pequeño, peludo, suave…

Platero es pequeño, peludo, suave, tan blando por fuera que se diría todo de algodón […]. […] Le gustan las naranjas, mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar, los higos morados […] Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra. Juan Ramón Jiménez, Platero y yo…